15Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > La muerte de un joven en un centro de menores en Oria pudo producirse por asfixia
11 Julio 2019 Escrito por 

La muerte de un joven en un centro de menores en Oria pudo producirse por asfixia

El joven de 18 años fallecido a principios de julio en el centro de menores ‘Tierra de Oria’ podría haber muerto por asfixia. Así lo sostiene El País en su edición de este jueves, 11 de julio, en la que adelanta que el informe preliminar de la autopsia practicada al joven aprecia signos de asfixia.

Además, y según la información difundida por dicho medio, la muerte se habría producido cuando seis guardias jurados contenían al chico tras la activación de un protocolo de contención fruto de un episodio de agresividad y violencia.

Asimismo, según apunta El País, en el momento del fallecimiento, el joven se hallaba atado de pies y manos. Todo el episodio habría quedado además grabado, al estar dotada la habitación en la que se produjeron los hechos de una cámara.

Investigación por el Juzgado de Purchena

La muerte de este joven, de origen marroquí, está siendo objeto de investigación por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Purchena, en Almería. La Consejería de Justicia, a su vez, anunció tras los hechos la apertura de otra investigación, sin interferir en la que se lleva a cabo desde el juzgado.

El deceso se certificó, según la información aportada en su día por fuentes oficiales, tras un episodio de “agresividad y violencia” que motivó la activación del protocolo de contención previsto al efecto, según informaron desde el Gobierno andaluz.

Desde la Consejería de Justicia, explicaron que, debido a "una situación violenta y de agresividad del joven", en el centro de menores "siguieron el protocolo ante este tipo de situaciones, siempre ajustado al nivel de riesgo y peligrosidad".

El médico del centro atendió al menor al sufrir este un ataque cuando estaba siendo reducido por los trabajadores del centro debido a su episodio de violencia. Al mismo tiempo, se avisaba a los servicios de Emergencia, que continuaron con las maniobras de reanimación cuando llegaron, sin éxito. Finalmente, el joven fallecía de parada cardiorrespiratoria. Ahora está pendiente el informe de la autopsia, que lo recibirá el juez.